Ejemplos de nomenclatura binomial

8 Septiembre, 2016

Se conoce como nomenclatura binomial a un sistema que permite identificar a todos los seres vivos, reservando para cada espécimen una expresión en latín compuesta por dos palabras. De esta manera, se logra reconocer universalmente a un organismo y se dispone de referencias precisas a la hora de aludir a un ejemplar en particular, haciendo foco en el género y la especie (en ese orden) para no dar lugar a confusiones ni a errores. Hay que tener en cuenta que la inicial de la primera palabra, correspondiente al género, debe escribirse siempre con mayúscula.

nomenclatura binomialLa nomenclatura binomial Lopholaimus antarticus, por ofrecer una muestra concreta que aporte información sobre el tema, identifica al ave procedente de suelo australiano que, comúnmente, se conoce como paloma de penacho o paloma bicrestada.

Ursus maritimus, en tanto, es la nomenclatura binomial reservada al oso blanco o polar que se caracteriza por ser, en el Ártico, el único superdepredador, mientras que la expresión Equus zebra alude a la cebra de montaña nativa de África meridional.

Al buscar más ejemplos de nomenclatura binomial también adquieren relevancia estructuras en latín como Loxodonta africana (más conocido como elefante africano de sabana), Tursiops truncatus (delfín de nariz de botella o mular), Phoca vitulina (foca moteada, también denominada foca de puerto y foca común), Aptenodytes forsteri (pingüino emperador), Eretmochelys imbricata (tortuga carey), Ramphastos citrolaemus (tucán de garganta amarilla), Grammostola rosea (araña pollito), Macropus rufus (canguro rojo), Enhydra lutris (nutria marina), Choeropsis liberiensis (hipopótamo pigmeo) y Cervus canadensis (ciervo canadiense), por agregar otras opciones que sirvan para demostrar qué y cómo es la nomenclatura binomial.