Ejemplos de números ordinales

12 julio, 2011



El campo de la matemática reconoce bajo el concepto de número ordinal a aquellas cifras que permiten determinar la posición que ocupa un elemento en una sucesión ordenada.

En la teoría de conjuntos, esta clase de dígitos da cuenta de un tipo de orden de un conjunto bien ordenado. En este contexto se puede identificar dos grupos: el de los ordinales finitos (los números naturales) y el de los ordinales infinitos.

Frente a la definición de este grupo numérico, es posible establecer en la práctica que los números ordinales permiten conocer la ubicación de cada elemento de un conjunto. Ejemplo: al enumerar animales como perro, gato, conejo y caballo, el perro está citado en primer lugar, mientras que el ejemplar equino ocupa el cuarto puesto.

De este modo, primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo (con sus respectivas formas apocopadas) son parte de los llamados números ordinales.

Veamos otro caso para dejar más claro aún la función de los números ordinales. Fabiana está por iniciar un viaje junto a su familia y, por lo tanto, debe aprontar su maleta. Para no olvidarse nada, planea una disposición especial para cada elemento y decide que primero acomodará los toallones, en segundo lugar guardará la ropa de cama, después incluirá abrigos y reservará el cuarto lugar de su listado mental al calzado.

Un último ejemplo de uso de números ordinales: En una situación de emergencia como lo puede llegar a ser un incendio o un naufragio, los rescatistas suelen establecer prioridades para la evacuación de los sobrevivientes. Primero, entonces, buscan poner a salvo a los niños y ancianos, en segundo lugar salvan a las embarazadas y, tras ellas, al resto de las mujeres que se encuentren en el lugar. Para el final, pues, dejan a los hombres.