Ejemplos de objetivos a corto plazo

10 diciembre, 2012



A lo largo de su vida, todo individuo tiene objetivos, es decir, concentra sus esfuerzos y realiza acciones destinadas a cumplir un determinado propósito. Estos fines, según la inmediatez que posean, pueden ser clasificados como objetivos a corto, mediano y a largo plazo.

Hoy, a fin de proporcionar información precisa y evitar confusiones con metas de otro tipo, haremos referencia sólo a los objetivos que pretenden ser concretados en un futuro cercano, es decir, a corto plazo.

Esta clase de objetivos de pronta realización suelen estar primeros en la lista de propósitos a cumplir debido a que no exigen demasiado tiempo de preparación y son los que, tal vez, permiten llegar a los demás fines.

Un adolescente que sueña con ser médico, por ejemplo, puede tener como objetivo a largo plazo completar la carrera de Medicina pero a corto plazo su objetivo es otro: terminar el colegio secundario para hacer posible su desafío mayor.

De igual forma, una pareja de novios puede tener como objetivo a corto plazo el casamiento (para después sí comprar una casa y, más tarde, tener hijos) y los directivos de una empresa pueden proponerse como objetivo a corto plazo invertir en una campaña de marketing para posicionar su marca en el mercado.

También puede considerarse como objetivos a corto plazo la idea de aprender un idioma para, años más tarde, radicarse en el exterior; de acumular experiencia como vendedor en diferentes compañías para tener una base sólida que, el día de mañana, le otorgue ventajas al momento de fundar su propia firma y de hacer actividad física a diario para estar en buenas condiciones cuando llegue el momento de inscribirse en una maratón.