Ejemplos de objetivos de una empresa

14 diciembre, 2012



Al iniciar un emprendimiento comercial y fundar una empresa, toda persona tiene objetivos por cumplir. Muchas de esas finalidades por realizar guardan relación con uno mismo (triunfar como empresario/a, ponerse a prueba como responsable de una compañía, comprobar por uno mismo la habilidad que se tiene para los negocios, etc.), pero otras responden a intereses corporativos más ambiciosos y de mayor alcance.

Si bien cada empresa puede trazar objetivos particulares de corto, mediano y largo plazo, hay metas comunes para todas las firmas relacionadas a sus perspectivas y a su afán de crecimiento y consolidación en el mercado.

Se puede decir, por lo tanto, que sin importar a qué rubro pertenezca una empresa o cómo sea su infraestructura, entre los objetivos generales que la equiparan a firmas de cualquier otro sector figuran el incremento del nivel de ventas de manera paulatina, el posicionamiento de una marca o producto y la fidelización de los clientes.

Ya, tal vez, en situaciones específicas, se pueden citar como objetivos corporativos el deseo de ampliar las instalaciones, de actualizar maquinarias, de incorporar más personal, de mudarse, de abaratar costos de producción, de establecer alianzas, de apostar por el mercado internacional, etc.

Cabe resaltar que definir los objetivos de una empresa y trabajar para cumplirlos en los tiempos establecidos resulta fundamental para identificar prioridades y trazar a partir de ellas un plan concreto de trabajo. Por ejemplo: si los responsables de una firma pretenden batir récords de ventas en los próximos seis meses, todo el esfuerzo deberá centrarse en seducir a los consumidores mediante estrategias de marketing, promociones y ofertas, entre otras alternativas.