Ejemplos de objetivos estratégicos

31 enero, 2013



Un objetivo es un fin o propósito que se plantea en diversos ámbitos para que una misma persona u otros individuos lleguen a una meta o a cumplir el desafío establecido. Una estrategia, por otra parte, es un plan o táctica que se desarrolla para lograr un determinado objetivo.

De conjugar las definiciones de ambos términos, se obtiene la idea de objetivo estratégico, una noción que busca abarcar a todas las metas que se pueden fijar en una empresa u organización para lograr, ya sea a mediano o largo plazo, un progreso que sea coherente y afín con la misión trazada por los directivos de cada compañía.

En la práctica, esta teoría que ofrece información general sobre los objetivos estratégicos podría aplicarse y hacerse visible en casos como los que se describen a continuación a modo de ejemplo:

1- Una empresa, como objetivo estratégico, compra la propiedad contigua al lugar donde funcionan las oficinas para expandir sus instalaciones y reducir costos a partir de la creación de su propio taller.
2- El dueño y el gerente de una firma del rubro del calzado viajan a Europa con el objetivo estratégico de ampliar los horizontes mediante alianzas comerciales y con la idea de descubrir las últimas tendencias de la moda para crear diseños vanguardistas que seduzcan a nuevos consumidores.
3- Los directivos de un club se reúnen con la idea de comprar jugadores y gestionar préstamos de futbolistas con el objetivo estratégico de reforzar el equipo y, de este modo, conseguir el ascenso a la Primera División.