Ejemplos de optimización

21 enero, 2013



Se define como optimización, según se desprende de la consulta al diccionario de la Real Academia Española (RAE), al acto y consecuencia de optimizar, es decir, de hallar el modo más adecuado y eficaz de desarrollar una actividad.

En el ámbito matemático, este concepto se reserva para identificar a la operación que permite establecer los mínimos y los máximos de una función. Esta clase de optimización puede ser catalogada, de acuerdo a las particularidades, como multiobjetivo, combinatoria, clásica (si sólo se requiere descubrir el valor extremo de una determinada función) o estocástica (si se trabaja con variables de carácter aleatorio), por citar algunas posibilidades.

Los expertos en Informática, en cambio, aprovechan el concepto para nombrar a dos tipos de procedimientos: el de optimización de consultas y el de optimización de ordenadores. El primero apunta a trabajar sobre los sistemas de gestión de bases de datos para perfeccionar el tiempo de respuesta, aprovechar mejor los recursos que se tienen a disposición y potenciar su eficiencia; mientras que el segundo es más general y puede segmentarse, a su vez, en categorías más específicas como lo pueden ser las optimizaciones de redes, las de hardware y las de software.

A nivel más extenso, el término puede servir en múltiples contextos para hacer referencia a la necesidad o al deseo de mejorar una determinada cosa. Por ejemplo: “Los vecinos reclaman la pronta optimización de la red hospitalaria de la región”, “Los fabricantes planean la optimización del juego para que pueda ser accesible para los usuarios de tablets”, “Se reunieron para debatir la optimización de los recursos estatales”, “Se necesita una optimización en la gestión de desechos”.