Ejemplos de oraciones comparativas

11 agosto, 2011



Las oraciones comparativas se diferencian del resto de los enunciados por añadir entre la parte principal de la frase y los elementos de la oración subordinada distintas comparaciones que dan cuenta de igualdad, superioridad o inferioridad.

Según los expertos que las individualizaron, estas oraciones son unidades que poseen particularidades como la de combinar cuantificación y referencias en relación a la comparación realizada, y la de tener una base de valoración intensificada por el cuantificador.

Para terminar de presentar el concepto de oración comparativa antes de pasar a los ejemplos, se puede agregar que en esta clase de enunciados se utilizan elementos como “igual que”, “mejor que”, “mayor que”, “tal como” y “peor que”, entre muchos otros.

Por medio de estas combinaciones, se puede llegar a resultados concretos como “Tu sueldo es mejor que el mío”, “Le exigió más de lo que él podía ofrecerle” y “El vestido quedó tal como me lo había imaginado”.

Además de los modelos citados, es posible considerar como comparativos a enunciados como “Tu fiesta de casamiento fue más divertida que la de Flavia y Adolfo”, “La mano de mi mamá es más grande que la mía”, “Este mes, Patricia gastó menos que el periodo anterior”, “Su estado de salud es peor que el de su hermana”, “Gisela es más simpática que su prima”, “Los perros son más fieles que los hombres”, “Esa campera es igual a la que me compré ayer”, “Ese jugo es más ácido que el limón” y “Romero juega mejor que Gómez”.