Ejemplos de oraciones condicionales

1 agosto, 2011



Una de las opciones que tiene a disposición el emisor de un mensaje a la hora de armar una oración es el modo condicional, una alternativa que permite hacer referencia a acciones hipotéticas.

Frente a esta herramienta existen puntos de vista diferentes ya que para algunos expertos se trata de un tiempo del indicativo, mientras que otros consideran al condicional como un modo independiente respecto al indicativo.

Más allá de las múltiples definiciones y análisis, lo cierto es que las oraciones condicionales existen y poseen diversas características. Al respecto, puede destacarse que es posible armar frases tanto en condicional compuesto (tiempo remoto en el cual la acción no se concretó y en el cual, por lo tanto, se evidencia una posibilidad) como en condicional simple (para describir acciones posibles cercanas al presente).

De llevar la teoría a la práctica, entonces, surgen en este marco oraciones como las que se citan a continuación:

“Si escucharas mi explicación, sabrías que todo se trató de una confusión”
“Podrían haberlo salvado si hubiesen actuado con profesionalismo”
“Si te hubieras esforzado más, te hubiesen premiado con un ascenso laboral”
“De haberlo sabido antes, hubiese reaccionado de otra manera”
“Si me pasara lo mismo que a ti, renunciaría al instante”
“De no haberse suspendido el show a tiempo, hoy las víctimas serían muchas más”
“Si yo fuera una mosca oiría todas las conversaciones”
“Habría ocurrido una desgracia si Fabián hubiese encontrado a su esposa con otro hombre”
“Si aceptaras conocerlo, te enamorarías al instante de su forma de ser”