Ejemplos de oraciones dubitativas

19 agosto, 2011



Una duda es una vacilación entre dos o más juicios o decisiones. Cuando tenemos dudas sobre algo, lo que estamos reflejando es que no contamos con certezas o seguridades al respecto. Aquello que enunciamos, por la tanto, es apenas una probabilidad o una suposición.

Las oraciones dubitativas, por lo tanto, expresan una incertidumbre sobre un asunto o una situación, ya sea que pertenezca al pasado, el presente o el futuro. Este tipo de oraciones también transmite una inseguridad del emisor respecto a los hechos o, simplemente, su ignorancia al respecto.

Por lo general, las oraciones dubitativas utilizan verbos en el tiempo futuro del indicativo o en condicional. Otra de sus características es la inclusión de adverbios de duda, como “acaso”, “quizá” o “tal vez”. Estas oraciones también pueden construirse, según el contexto, con el uso del futuro simple o de una perífrasis verbal modal.

Veamos algunos ejemplos de oraciones dubitativas para comprender los conceptos mencionados:

“¿Acaso fuiste tú quien llamó a la madrugada?”
“Tal vez nos vayamos de vacaciones a Brasil”
“Quizá no sea tan inteligente como creía”
“Por el ruido, supongo que debe haber mucho viento”
“Afuera debe hacer unos treinta grados”
“Tal vez sea demasiado tarde para encontrar un restaurante abierto”
“Acaso encuentre las llaves y fin del problema”
“Quizá tu novio te esté esperando en el bar de la otra cuadra”
“Serán, más o menos, las cuatro y media de la tarde”
“Tal vez puedas arreglar la ventana con una varilla de madera”
“¿Acaso te comiste todo el pastel?”