Ejemplos de oraciones negativas

22 julio, 2011



En lingüística es posible anunciar la no realización de una acción o desmentir una situación a través de la negación, un recurso que, como su nombre lo indica, sirve para negar una determinada cuestión. Para darle este sentido a una oración se suele utilizar un sema lexicalizado que, por lo general, es un adverbio o una locución.

Por resaltar la ausencia de un determinado estado o acción, las oraciones negativas son fáciles de reconocer a simple vista pero, de todos modos, a continuación citaremos algunos enunciados para que, por medio de los ejemplos concretos, se pueda comprender de forma absoluta qué características presentan en la práctica esta clase de oraciones.

Modelos de oraciones negativas:

“No quiero llegar tarde a la cita”, “Nunca pensé que fueras capaz de traicionarme”, “Mi hermano no es odontólogo”, “El sospechoso negó ser el autor del crimen”, “Jamás desconfié de sus palabras”, “En la vida imaginé cumplir este hermoso sueño”, “De ningún modo voy a aceptar tus disculpas”, “Florencia no recibió ninguna llamada de parte de su novio”, “Nada importa si ella no comparte mi alegría”, “Rosa se rehusó a acompañarme”, “¿Por qué no me dejas en paz?”, “No insistas más: lejos estoy de creer tu versión”, “De ninguna manera toleraré algo semejante”, “Ese comercio no vende bebidas alcohólicas; tampoco cigarrillos”, “Los jugadores negaron haber discutido con el entrenador”, “Los investigadores jamás se esforzaron por hallar a los responsables del secuestro de Tamara Domínguez”, “Esa institución no recibió nunca aportes estatales” y “No me gustaría defraudar al público”, entre muchas otras.