Ejemplos de oraciones subordinadas

9 agosto, 2011



Se define como oración subordinada al enunciado cuya estructura depende del núcleo de la oración principal. Por ser un constituyente sintáctico de un sintagma que no cumple los requisitos para ser considerado como oración, la oración subordinada carece de autonomía sintáctica y puede ser explícita (cuando el verbo está conjugado de modo finito) o implícita (cuando el verbo aparece conjugado de un modo indefinido).

Estas frases que complementan al enunciado principal pueden ser de tipo adjetivo, sustantivo o adverbial. Para que, en la práctica, estos datos teóricos les permitan construir y reconocer distintos tipos de oraciones subordinadas, a continuación citaremos algunos ejemplos.

“Guardé la carta antes de que apareciera Román”
“Lo escondí donde me aconsejaste”
“Lo armé según las instrucciones del manual”
“No conduzcas si has bebido”
“Lloro porque estoy triste”
“Tengo un fuerte dolor de cabeza, así que tomaré un analgésico”
“El picnic se realizará aunque llueva”
“Me avisó que hoy llegaría tarde”
“La realidad es que no se animó a pedir disculpas”
“Estaba más cerca de lo que creía”
“El hombre perdonó a los jóvenes que quisieron asaltarlo”
“La obra que me recomendaste era pésima”
“Este es el lugar donde nos conocimos”
“Las mujeres que estaban embarazadas fueron rescatadas en primer lugar”
“Los hombres, que estaban heridos, fueron auxiliados por la patrulla”
“No me gusta que reacciones así”
“Me comentó que irías a visitarlo”
“Mi deseo es que nazca sano”
“Las autoridades confirmaron que no hay víctimas fatales”
“Me da la sensación de que está por explotar”
“El que te saludó era un ex compañero de trabajo”