Ejemplos de orden

1 enero, 2013



Orden es una palabra de raíces latinas que posee múltiples acepciones y, por lo tanto, un amplio alcance. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), orden puede entenderse como la disposición específica para cada cosa (es decir, ubicar cada elemento en el lugar previamente establecido para su conservación o almacenamiento), así como también a la serie organizada de algo.

En las disciplinas vinculadas a plantas y animales, en cambio, orden es el nombre que recibe cada conjunto taxonómico en el cual se segmentan las clases los diferentes organismos, mientras que a nivel más general una orden es un mandato que debe ser cumplido y obedecido.

En base a estas definiciones, podemos establecer los siguientes ejemplos para ayudarlos a comprender qué tipos de aplicaciones tiene la idea de orden:


“Me gusta tener el placard en orden y organizado por temporadas”
“Mi tía participó en un sorteo y se ganó una orden de compra por $500”
“Los libros de esa biblioteca están ubicados por orden alfabético”
“Te di la orden de no dejarlo pasar y me fallaste. Ahora, ¡atenete a las consecuencias!”
“Las arañas están presentes en todos los rincones del mundo. Según los expertos, el orden Araneae es el más numeroso de todos los enmarcados en la clase Arachnida”
“Las autoridades dieron la orden de no reprimir la protesta”
“Los alumnos debieron organizar los episodios por orden cronológico”
“No hay que sacar turno: atienden por orden de llegada”
“Los integrantes de la Orden de San Francisco son comúnmente conocidos como franciscanos”