Ejemplos de ordenanza

11 Enero, 2013

Una ordenanza es una clase de normativa relacionada a un asunto en particular, así como también describe a un conjunto de principios que rigen en una urbe o población para garantizar el orden y el cumplimiento de ciertas leyes.

Si son dictadas y promovidas por las autoridades de un ayuntamiento o municipio, estas reglas reciben el nombre de ordenanzas municipales, mientras que las impulsadas en el seno de un ejército se conocen como ordenanzas militares.

Como cada país tiene sus propias ordenanzas y nos resultaría imposible describir a cada una de ellas, en esta oportunidad hemos optado por incluir las definiciones del término avaladas por la Real Academia Española (RAE) y complementar esa información con oraciones que ofrezcan una aproximación hacia el aprovechamiento práctico global de esta noción. A partir de los siguientes ejemplos, por lo tanto, ustedes podrán comprender de manera más sencilla qué es una ordenanza y para qué puede llegar a servir en la vida cotidiana.

“Ese hombre fue penado por no respetar la ordenanza que prohíbe el estacionamiento de vehículos en zonas próximas a entidades bancarias”
“Ya rige en la ciudad la ordenanza que determina horarios y establece las condiciones para minimizar los ruidos molestos”
“Un grupo de vecinos presentó un proyecto sobre aprovechamiento de desechos con la idea de que sus representantes lo conviertan en ordenanza municipal en el corto plazo”
“Esa especie está declarada como patrimonio de la zona desde que entró en vigencia la ordenanza regional”
“El gremio se opone a la ordenanza que busca regular la circulación del tránsito pesado”