Ejemplos de pacto

11 enero, 2013



La idea de pacto (vocablo con origen en el latín pactum) está relacionada a un acuerdo, compromiso o tratado que se establece entre un mínimo de dos partes que asumen la obligación de cumplir aquello que han convenido previamente.

En el ámbito del Derecho, se suele diferenciar entre pacto comisorio (el que supone que un acreedor puede apropiarse de aquello que se ha dado en garantía para eventuales faltas de pago de una deuda), pacto de cuotalitis (aquel que arreglan los abogados con sus clientes y que les permite transformar sus honorarios en una porción de la ganancia conseguida en el proceso judicial) y pacto sucesorio (el que se asocia a las herencias futuras, no avalado, al menos, por las leyes españolas).

Claro que también pueden surgir pactos políticos (entre diversas autoridades para posicionar mejor a un partido, lograr más adeptos, dar una mejor imagen hacia la sociedad, etc.) e identificarse pactos bíblicos (analizados por teólogos tras ser detectados en los Evangelios) y pactos entre gente común (que pueden surgir en la vida cotidiana entre familiares, amigos o compañeros de trabajo).

Dos amigos, por ejemplo, pueden hacer un pacto de silencio para cubrirse mutuamente y no confesar que uno de ellos hirió de gravedad a un vecino. Lo mismo puede ocurrir entre un candidato a gobernador y un referente del partido opositor: ambos pueden llegar a hacer un pacto de no agresión para evitar enfrentamientos durante la época de campaña electoral. En este marco, tampoco se puede dejar de mencionar como ejemplo de pacto al tratado conocido comúnmente como Pacto de Varsovia, que en 1955 firmaron las naciones del Bloque del Este.