Ejemplos de países desarrollados

24 enero, 2013



La idea de ‘país desarrollado’ se utiliza desde hace tiempo a nivel mundial para identificar a aquellas naciones donde el nivel de vida es óptimo, se registra una importante actividad industrial y/o comercial, la educación es adecuada, el desarrollo humano es elevado y existe un buen sistema de salud, entre otras cuestiones con índices favorables que describen un panorama alentador y promisorio a escala general y donde hay garantías socioeconómicas para la población.

Al analizar estos criterios y buscar ejemplos de países desarrollados, hay que tener en cuenta que una nación desarrollada (es decir, donde el índice de desarrollo humano es alto) no es lo mismo que una nación industrializada. Claro que, de todas formas, pueden entrar en juego otros factores a la hora de determinar si un Estado donde los habitantes gozan de un buen nivel de vida y hay motores económicos que favorecen el progreso puede, o no, considerarse desarrollado. Se trata, por lo tanto, de una calificación que puede dar espacio a diferencias entre organismos ya que las variables no son absolutas ni se priorizan las mismas cuestiones.

De buscar referencias concretas que permitan entender cuáles son, en la práctica, los países que cumplen los requisitos como para ser señalados como desarrollados se pueden evaluar los casos de Alemania, Dinamarca, Bélgica y Corea del Sur para comparar sus respectivas realidades con las de lugares como Perú, Angola y Uruguay, naciones que aún no han llegado a desarrollarse lo suficiente como para ser tenidos en cuenta dentro del conjunto de los países desarrollados.