Ejemplos de palabras compuestas

20 enero, 2012



El idioma español está compuesto por numerosas palabras que pueden clasificarse de distintas maneras a partir de criterios funcionales, morfosintácticos y fonológicos. Según su estructura interna, los vocablos pueden enmarcarse en categorías como las de palabras simples, derivadas, compuestas y parasintéticas.

Si bien hay varias clases, en esta oportunidad, como el título de este artículo lo adelanta, vamos a hacer referencia a las palabras compuestas, las cuales se caracterizan por tener al menos dos lexemas y carecer de morfemas derivativo.

El conjunto de las denominadas palabras compuestas es muy amplio e incluye términos como sacacorchos, videojuego, limpiaparabrisas, abrebotellas, puntapié, guardarropa, guardabosque, sacapuntas, compraventa, pelirrojo, pasatiempos y pintalabios, por citar algunos.

A continuación, para complementar la información brindada en los párrafos anteriores y terminar de demostrar qué apariencia tienen en la práctica las palabras compuestas, citaremos algunas oraciones armadas a partir de este tipo de vocablos.

“Me regalaron un portarretrato con forma de girasol”
“El maxiquiosco de la esquina abre a las cinco de la tarde”
“No estés de malhumor: el malentendido ya se va a aclarar”
“A ese pelilargo no le gusta trabajar”
“Me encantan las comidas agridulces”
“Sostenete del pasamanos para no caerte”
“El escritor hispanoamericano recibió un importante premio por su trayectoria”
“Mi pasatiempo preferido es armar rompecabezas”
“Mi hermano es un sabelotodo”
“No te vayas, llego en un santiamén”
“Al mediodía iré con mis amigos a jugar al baloncesto”
“Voy a necesitar un buen quitamanchas para borrar la mancha de aceite de esta remera”
“Ese artista viaja con nueve guardaespaldas”