Ejemplos de palabras graves

12 enero, 2012



En el idioma español, como sabrán muchos de ustedes, la acentuación de las palabras está sujeta a reglas que permiten separar a los términos en palabras agudas, graves, esdrújulas y sobreesdrújulas.

Hoy, como lo adelanta el título de este artículo, vamos a hacer foco en las características de las palabras graves, que son aquellas cuya acentuación fonética recae en la penúltima sílaba.

Según los expertos, la mayoría de esta clase de vocablos termina en -n, -s o vocal, pero cuando no se cumple esta particularidad llevan acento ortográfico.

Como ejemplos de palabras graves podemos citar términos como pulsera, cepillo, teclado, vaso, zapatillas, débil, prócer, casino, dibujo, tanque, llave, comida, frutas, ladridos, chocolate, clima, aborigen, abdomen, lápiz, fácil, árbol, margen, maleta, elefante, fútbol, mosca, coche, niño, enamorados, jugo, césped, tijera, aparato, cama, mármol, Honduras, Chile, Guatemala, gato, torre, hamaca, lavanda, manteca, dados, chance y origen, aunque el listado, como podrán imaginar, es mucho más extenso.

Por abarcar todo tipo de términos (verbos, sustantivos, adjetivos, adverbios, etc.), el grupo de las palabras graves puede ser utilizado en la vida cotidiana en cualquier ocasión. Ejemplos de uso:

“Ese trébol apareció en la terraza”
“Sos como un ángel caído del cielo”
“Carmen se asustó por el sapo que encontró en el patio”
“El albañil se comprometió a terminar el trabajo antes del fin de semana”
“Llegué tarde de la fiesta. Mi madre ya se había dormido”
“Juan Carlos tiene espíritu de líder”
“Aún no está claro el móvil del crimen”
“Los amigos hicieron un pacto: nadie revelaría lo ocurrido aquella noche”