Ejemplos de palabras sobreesdrújulas

2 febrero, 2012



A nivel general, es usual que en función de su acentuación se clasifique a las palabras como graves, agudas y esdrújulas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que también existen casos de palabras sobreesdrújulas, un grupo que se caracteriza porque su acentuación fonética recae en la trasantepenúltima sílaba.

Este tipo de términos que forman parte del idioma español no siempre son fáciles de reconocer, por eso hemos optado por ofrecerles un listado de palabras sobreesdrújulas para ayudarlos a identificar estos vocablos. Como podrán advertir, se trata de conceptos muy utilizados en la vida cotidiana pero a los cuales no siempre se los sabe definir de modo correcto en función de su acentuación.

Asegurándoselo (“Sólo lograrás que confíe en ti asegurándoselo una vez más”)
Consúltamelo (“No sientas vergüenza y consúltamelo cuando tú lo desees”)
Quítamelo (“Tienes un bicho en la espalda…” / “¡Quítamelo pronto, por favor!”)
Trágatelo (“¡Trágatelo ya si no quieres que el oficial descubra el engaño!”)
Díganselo (“¿Aún no le contaron a Susana lo ocurrido? ¡Díganselo urgente!”)
Ábremelo (“Llegó un sobre para mí pero hoy llegaré tarde. Ábremelo cuando lo veas y cuéntame su contenido”)
Demuéstramelo (“No me jures que has cambiado: mejor, demuéstramelo”)
Permítaseme (“Permítaseme corregir al doctor: ese dato no es correcto”)
Quédeselo (“Gracias por el obsequio, pero mejor quédeselo usted. Lo necesita más que yo”)
Repíteselo (“Repíteselo fuerte así no olvida cómo debe actuar”)
Devuélvamelo (“¡Devuélvamelo, ese bolso es mío!”)
Recuérdamelo (“Recuérdamelo más tarde, ahora estoy ocupada”)
Robándoselos (“Justo estaba robándoselos cuando llegué al local”)