Ejemplos de patrimonio natural

25 enero, 2013



Se define como patrimonio natural a toda formación, paisaje o territorio que surgió a lo largo de los años por acción de la naturaleza. Estos tesoros que se distribuyen por todo el planeta no sólo son valiosos desde un punto de vista estético sino también a nivel histórico, científico y geográfico.

La UNESCO lleva años añadiendo espacios importantes a su listado de Patrimonio de la Humanidad, donde se los segmenta de acuerdo a sus características como bienes naturales, bienes culturales y bienes mixtos. Así, entonces, se pueden considerar como rincones y bienes protegidos por su valor natural al Parque Nacional de Simen que se localiza en Etiopía; al Valle de las Ballenas ubicado en Egipto; al parque estadounidense Yellowstone; al Parque Marino del Arrecife de Tubbataha, en Filipinas; y al Parque Nacional del Teide, en España, entre muchos otros.

De investigar con mayor profundidad sobre patrimonios mundiales de orden natural, se podrán identificar también a los montes Huang que se encuentran en territorio chino, a las Islas Subantárticas de Nueva Zelanda, al sitio fosilífero de Messel que se conserva en Alemania, a la Península Valdés que se localiza en la Patagonia argentina y al tesoro brasileño conocido como Parque Nacional do Iguaçu próximo al parque homónimo que se encuentra en suelo argentino.

Además de los mencionados líneas arriba, son patrimonios naturales el Parque Nacional del Pirin (Bulgaria), la Reserva de Fauna de Dja (Camerún), el Parque Nacional de los Montes Ruwenzori (Uganda) y el Fiordo Helado de Ilulissat (Groenlandia), por citar otros a modo de referencia.