Ejemplos de pie de página

6 enero, 2012



Cuando en una publicación impresa se hace necesaria la inclusión de información adicional que le permita al lector saber de dónde proviene el dato citado o profundizar un detalle del texto hacen su aparición los llamados pie de página.

Este elemento es un recurso que se emplea únicamente cuando se precisa hacer una aclaración y no hay forma de incluirla en el texto principal de manera fluida. Por lo general, para introducir el pie de página y conducir al lector hacia él se acostumbra utilizar una llamada (que puede ser un número, una letra o un asterisco) que remita al final de un capítulo, al borde inferior de una página o, simplemente, al final del libro en cuestión.

Si bien cada pie de página posee una finalidad propia, a continuación citaremos un ejemplo hipotético como para graficar sus características y reflejar cómo es, en la práctica, su estructura:

“Entre la década de 1980 y 1990, alrededor del 58%¹ de los ciudadanos argentinos concretó viajes al exterior. Por ese entonces, el ingreso² medio se situaba por encima de los 300 dólares (en moneda estadounidense) y la familia tipo estaba conformada por cuatro personas (dos mayores y sus dos hijos)”.

¹ Dato extraído del Informe Oficial presentado por el Instituto Nacional de Estadística
² Según los criterios del Ministerio de Economía de la Nación

Por último, cabe resaltar que un texto o libro donde abunden los pie de página no debe ser entendido como un material más completo que otro ya que estos recursos deben ser empleados sólo en casos estrictamente necesarios. Su abundancia, por lo tanto, es una muestra de un estilo de redacción erróneo.