Ejemplos de piropos

27 febrero, 2013



Con origen en el término latino pyrōpus (palabra que, a su vez, deriva de un vocablo griego), el concepto de piropo hace referencia a una variedad valiosa del granate que, por su aspecto y relevancia, está considerada como una piedra fina. Asimismo, la noción se utiliza en el lenguaje cotidiano para identificar a las frases o palabras ingeniosas y elogiosas que un hombre (o mujer, por qué no) destina a otra persona con fines de conquista.

PiropoLos piropos que alguien elige decir (independientemente del sexo del destinatario) pueden haber sido previamente creados y popularizados por otros individuos o bien ideados en el momento a partir de sentimientos y creatividad propia. Además, pueden ser piropos románticos, piropos graciosos o tener contenidos un poco atrevidos y osados.

A lo largo de la historia, muchas mujeres han recibido (y aún reciben) piropos por su belleza, su figura imponente y su inteligencia, por citar algunos rasgos que suelen ser elogiados, apreciados y enaltecidos en una dama. Quien quiera aprender algunos piropos, entretenerse con expresiones construidas con humor o descubrir frases para seducir a alguien, no deje de prestar atención a los ejemplos que figuran a continuación.

“¡Cómo ha avanzado la tecnología que hasta se ha logrado que una bella flor camine…!”
“¿No estás cansada? ¡Estuviste todo el día dando vueltas en mi cabeza!”
“Me encantaría ser una gota de tu sangre para llegar a cada rincón de tu cuerpo y dormir en tu corazón”
“Quisiera ser un tablero de ajedrez para tener una reina como vos”
“Si la belleza fuera pecado, vos irías derecho al infierno”
“¿Creés en el amor a primera vista o vuelvo a pasar frente a ti?”