Ejemplos de polaridad

17 Octubre, 2016

Para poder encontrar en la práctica casos de polaridad, primero es necesario repasar la teoría y recordar qué significa este término en cada uno de los ámbitos en los cuales se aplica.

polaridadDe acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), los expertos en gramática aprovechan esta noción para identificar al rasgo semántico propio de un elemento gramatical presente en oraciones enunciativas donde aparece enmarcado en un contexto que a veces puede ser negativo y, en otras ocasiones, afirmativo. Es importante destacar al respecto que la polaridad negativa puede obligar a modificar el enunciado para garantizar el sentido y la concordancia. Por ejemplo: la expresión “¡Lee!”, con polaridad negativa se transforma en “¡No leas!” (no solemos indicar “¡No lee!” como orden).

En el ámbito de la Física, por otra parte, la polaridad está entendida como una propiedad que lleva a agentes físicos a polarizarse y a acopiarse en los polos de un determinado cuerpo. Los imanes, por señalar un caso específico, presentan un polo orientado hacia el polo norte de carácter geográfico y otro dirigido hacia el polo sur. Las moléculas, asimismo, presentan una propiedad conocida como polaridad química que es responsable de que, en la misma estructura, las cargas eléctricas estén separadas.

De especializarnos en Ingeniería Eléctrica, en tanto, podremos comprender la polaridad que establece los polos negativos y positivos en baterías, pilas y otros dispositivos eléctricos de corriente continua.

Al aplicar este concepto en el campo de las Relaciones Internacionales, por detallar otra alternativa, entonces se pone el foco en cómo se distribuye el poder dentro de una estructura o sistema de alcance internacional.