Ejemplos de prejuicios

1 abril, 2013



El concepto de prejuicio alude a la acción de opinar, juzgar o hacer una valoración de algo o a alguien de manera anticipada sin conocer por completo o con detalles la situación o al sujeto que se califica.

PrejuicioAl tener prejuicios, una persona puede sentir rechazo por cierta gente y formarse ideas equivocadas sobre determinadas cuestiones: de ahí que se recomiende a todos no ser prejuiciosos y no dejarse llevar por creencias preconcebidas que, tal vez, no se correspondan con la realidad.

Para entender cómo se traducen en la práctica estos aspectos teóricos, centremos la atención en los casos hipotéticos que elegimos como representaciones concretas de la noción:

– Un empresario europeo con prejuicios respecto a los extranjeros decide no contratar a un trabajador sudamericano por creerlo falto de higiene y holgazán. Probablemente, se trate de una persona honesta y responsable que necesite trabajar y esté capacitada para el puesto al que se ha postulado.
– Un hombre, lleno de prejuicios, le enseña a conducir un coche a su hijo varón pero rechaza la idea de hacer lo mismo con su hija ya que considera que ninguna mujer es hábil ni inspira confianza al mando de un vehículo.
– Creer que una mujer rubia y delgada no es inteligente y sólo se interesa por temas superficiales como la moda y la estética, claramente es otro prejuicio muy extendido a nivel social.
– Pensar que un producto fabricado en China es de mala calidad simplemente por su lugar de origen, es un prejuicio que puede derivar en la decisión de no comprar nada que provenga del gigante asiático.