Ejemplos de proformas

14 Noviembre, 2016

En el ámbito económico se identifica como pro forma (o proforma, sin separar la palabra) a las facturas, recibos o liquidaciones que se tramitan a fin de justificar una cierta operación antes de que la maniobra se concrete firmemente, según establece la teoría.

proformaEn el campo del Derecho, en tanto, se define como pro forma a las sentencias judiciales que buscan hacer más sencillo el procedimiento legal, marco en el cual se llevan a cabo audiencias pro forma con el objetivo de responder una demanda formal.

Por otra parte, es interesante saber que la idea de proforma también está presente en el plano lingüístico para aludir a los morfemas o palabras que, por sus características, pueden reemplazar a un sintagma pese a no tener un contenido léxico propio. Los pronombres, de acuerdo a los expertos en el tema, son las modalidades más comunes de proformas.

En el caso de las proformas pronominales se las puede aprovechar en expresiones como “Prefiero perdonar” / “Prefiero perdonarl(la)” o “Pretendo saber” / “Pretendo saber(lo)”.

Hay, además, proformas no pronominales que tienen las condiciones apropiadas como para sustituir a un sintagma preposicional, como sucede por ejemplo en francés y en catalán. En lengua española, por dar más precisiones sobre el tema, existen adverbios interrogativos que pueden ser considerados como proformas. Así ocurre, por proponer algunas alternativas a modo de referencia, en preguntas y respuestas como: “¿Cuándo compraste la casa? La casa la compré en 2009”, “¿Dónde quedó el peluche que te obsequié para un aniversario? El peluche quedó en Brasil”.