Ejemplos de propaganda

6 junio, 2013



El concepto de propaganda suele estar considerado, en la práctica, como sinónimo de publicidad, pero cuando uno consulta el diccionario descubre que la propaganda no se limita a comunicar algo con el propósito de generar ventas y atraer a los consumidores.

PropagandaSegún el diccionario de la Real Academia Española (RAE), las propagandas son también estrategias diseñadas para impulsar opiniones, difundir doctrinas y divulgar propuestas políticas y el nombre que recibe una congregación de cardenales que trabaja para popularizar el credo católico. Las propagandas, como resulta evidente, son recursos empleados en varios ámbitos y contextos para conseguir cambios de ideología, convencer de algo a muchas personas o lograr beneficios comerciales.

A veces, por citar casos puntuales, se hace uso de la propaganda blanca, tal como se conoce al comunicado que no oculta su fuente de origen y tiene, por lo tanto, un organismo, empresa o agrupación que la respalda. De esta manera, las propagandas pueden quedar asociadas a un interés concreto o ser presentadas con carácter de oficial. Por el contrario, la propaganda negra es aquella que busca, en un conflicto, deformar o atentar contra el mensaje opositor o la información que da a conocer el enemigo.

Las propagandas políticas, en cambio, aparecen como parte de una estructura organizada para presentar los proyectos y la filosofía de un partido, captar la atención de la población, comunicar la esencia del plan político y convencer a los ciudadanos para ganar su voto en las urnas. Las propagandas políticas, como sabrán, deben ajustarse a ciertas normativas legales y se dan a conocer por medios de comunicación estatales, carteles en la vía pública, folletos, etc.