Ejemplos de propiedades extensivas

9 mayo, 2013



Tanto en el campo de la Química como en el ámbito de la Física, como se puede advertir aún sin necesidad de conocer en profundidad el mundo científico, es habitual analizar procesos y resaltar, por ejemplo, las propiedades intensivas o las propiedades extensivas de una muestra. Como en EjemplosDe.com.mx ya hemos señalado las características de las propiedades intensivas, hoy retomaremos la temática y complementaremos la información inicial con datos referentes exclusivamente a las denominadas propiedades extensivas.

Volumen de aguaSegún se advierte al repasar la teoría, las propiedades extensivas consisten en magnitudes a las que se pueden considerar como la suma de magnitudes de un grupo de subsistemas contemplados dentro de una estructura mayor que conforma un todo. En ellas, a diferencia de las ya citadas propiedades intensivas, la cantidad y la dimensión de la sustancia o sistema analizado sí influyen y condicionan el resultado.

De acuerdo a los expertos, de dividir dos magnitudes de carácter extensivo se obtiene un cociente que se enmarca dentro del conjunto de las variables intensivas, como sucede al calcular la densidad de una sustancia como resultado de dividir la masa de un determinado elemento por el volumen que ese cuerpo ocupa.

Al profundizar en las características de las propiedades extensivas se puede llegar a la conclusión, en función de la teoría, que dentro de este grupo aparecen magnitudes como el peso y el volumen. Por ejemplo: si ponemos medio litro de agua en una jarra no tendremos el mismo volumen que el que podremos obtener al llenar esa misma jarra con un litro del mismo líquido. De igual modo, se puede decir que no es lo mismo calcular el peso de una sola naranja que determinar cuánto pesan seis unidades de esa fruta.