Ejemplos de prudencia

27 Mayo, 2013

Se evoca el concepto de prudencia (vocablo con origen en el término latino prudentĭa) cada vez que se observa cordura, cautela y mesura en el accionar cotidiano de un ser humano.

PrudenciaDesde el punto de vista religioso, asimismo, se trata de una virtud cardinal basada en la capacidad de diferenciar el bien y el mal para poder, según el caso, alejarse de todo lo asociado a lo malo y mantenerse en la senda de lo bueno.

En la práctica, la idea de prudencia se emplea en numerosas ocasiones para crear conciencia sobre la importancia de actuar con moderación o para resaltar los casos en los cuales se advierte una maniobra prudente. Por ejemplo: “conducir con prudencia” es una frase que busca hacer foco en los cuidados que debe tener todo aquel que se pone al frente de un vehículo. Es prudente aquel conductor que respeta las señales de tránsito, se ajusta a las normativas, desarrolla la actividad con responsabilidad y toma recaudos para evitar accidentes, mientras que quienes infringen las leyes, conducen a toda velocidad, manejan tras haber consumido bebidas alcohólicas, llevan niños pequeños en el asiento del acompañante o hacen maniobras temerarias que ponen en riesgo tanto su vida como la de los demás, están considerados como imprudentes.

Los periodistas, por su parte, deben tener prudencia respecto a la información que manejan y comunicar ciertos datos con suma cautela para no alarmar, sembrar pánico o confundir a la población, además de ser un rasgo fundamental para minimizar el riesgo de equivocarse o malinterpretar los hechos.