Ejemplos de química inorgánica

31 enero, 2012



La química inorgánica es una rama de la ciencia que tiene como objeto de trabajo a los cuerpos simples y compuestos que no poseen carbono en sus moléculas. En este ámbito, entonces, los expertos hacen foco en el estudio de la composición, estructura y reacciones químicas de elementos carentes del enlace carbono-hidrógeno, aunque es necesario aclarar que hay excepciones contempladas en la química inorgánica, entre las cuales se pueden citar a sustancias como el grafito, el carburo y el bicarbonato.

Si uno está dispuesto a recopilar información para entender las diferencias entre esta clase de química y la llamada orgánica, descubrirá que a nivel comercial y biológico existen múltiples compuestos importantes en el conjunto de los inorgánicos que se forman de modo ordinario por acción de varios fenómenos físicos y/o químicos. En este contexto, la energía solar, el agua y el oxígeno juegan un rol esencial.

Como ejemplos de compuestos inorgánicos, los cuales pueden ser iónicos o covalentes, podemos citar a la molécula de cloruro de sodio, a la de agua y a la de amoníaco.

Por otra parte, resulta interesante mencionar también que a partir de la química inorgánica se ha desarrollado una disciplina que conjuga criterios de este campo con los de la bioquímica, dando lugar a la denominada química bioinorgánica. Esta rama, de acuerdo a la descripción de los expertos, se encarga de estudiar el rol biológico de los metales, un campo importante a la hora de analizar el valor de las proteínas transportadoras de metales y apreciar las propiedades de los metales en la química biológica.