Ejemplos de química orgánica

10 enero, 2012



La rama de la Química que estudia las características, interacciones y propiedades de los compuestos que, en sus moléculas, poseen carbono y forman enlaces covalentes se denomina Química Orgánica. Según se cuenta, algunos de los precursores de esta especialidad han sido los expertos Friedrich Wöhler y Archibald Scott Couper.

Cabe resaltar que la clasificación como “orgánica” surge por la relación que existe entre los compuestos agrupados en esta disciplina y los procesos vitales de todo ser vivo, aunque resulta interesante aclarar que no todos los elementos abordados por la Química Orgánica se encuentran presentes en todos los organismos.

Al investigar un poco sobre los alcances de la Química Orgánica, es posible advertir que, en la actualidad, los químicos suelen considerar como compuesto orgánico a aquellos elementos que contienen carbono e hidrógeno, entre otros componentes que pueden variar entre oxígeno, nitrógeno, azufre y halógenos.

Además, se puede saber que la molécula orgánica más sencilla que existe es el metano (un átomo de carbono y cuatro de hidrógeno) y que entre los compuestos orgánicos hay grupos funcionales como el de los hidroxilos, desde donde se forman los alcoholes.

Por otra parte, no está demás enterarse que los compuestos orgánicos contemplados por esta disciplina pueden ser divididos, en función de sus características, en los grupos de compuestos alifáticos (útiles como disolventes de aceites, grasas y resinas), compuestos aromáticos (como lo es el benceno, por citar al más reconocido), compuestos heterocíclicos, compuestos organometálicos (poseen de forma directa enlaces entre átomos de metal y átomos de carbono de mayor o menor polaridad) y polímeros.