Ejemplos de racismo

15 marzo, 2012



Insultar a alguien por su color de piel; agredir, ya sea de modo verbal o con violencia física, a un sujeto sólo porque sus orígenes son distintos a los de quien ha decidido humillarlo; discriminar a un individuo por sus rasgos físicos y/o nacionalidad y perseguir a una persona por sus creencias y cultura son conductas enmarcadas en el concepto de racismo.

“Chinos, negros o judíos de m***” son expresiones que, lamentablemente, se pronuncian a diario pese a los esfuerzos de numerosas agrupaciones que se esfuerzan por erradicar los actos discriminatorios y luchan por desterrar al racismo de la Tierra.

Como sabrán muchos de ustedes, siempre hubo persecuciones y ataques motivados por el racismo. Las formas de ofender a alguien fueron modificándose con el paso de los años pero, aún así, las acciones motivadas por el racismo son todas graves y merecen ser repudiadas y condenadas por la sociedad.

Arrojar bananas contra un hombre para burlarse del color oscuro de su piel (como ocurrió en Uruguay durante un partido de fútbol donde resultó agredido un arquero), reservar en obras teatrales o películas los personajes agresivos y vinculados a la delincuencia para individuos ‘no blancos’, no contratar a un trabajador por su nacionalidad aún cuando esté calificado para el puesto y prohibir que la gente de raza negra tome asiento en los autobuses son otros ejemplos concretos de racismo, un mal extendido por todo el mundo que pone en riesgo la integridad física de muchos seres humanos, sin importar si se trata de hombres, mujeres, niños o ancianos.