Ejemplos de radicación

11 junio, 2013



En líneas generales, la idea de radicación se aprovecha para describir aquello que genera el acto de radicar, es decir, de instalarse o afincarse en un sitio o de adoptar como propio un hábito, una práctica o una forma de vida. Por ejemplo: “Las autoridades promueven la radicación de fábricas en la zona”, “En los últimos meses se incrementó la radicación de extranjeros en el distrito”, “Tiempo después de su radicación en España, el autor consiguió conquistar a los lectores europeos”.

RadicaciónEn el ámbito matemático, en cambio, se define como radicación a una operación basada en la extracción de la raíz de una estructura o bien de una cierta cantidad numérica. De acuerdo a quienes se especializan en este campo, la radicación posee grandes similitudes con la potenciación, operación con la cual comparte todas las propiedades siempre y cuando el radicando de cada raíz sea positivo.

La radicación, por citar una particularidad, es distributiva si tenemos en cuenta ejercicios de división y multiplicación. A fin de demostrar el cumplimiento de esta propiedad, a continuación trasladaremos la teoría a un ejemplo concreto:

√100 : 25 = √100 : √25 = 10 : 5 = 2
√100 : 25 = √4 = 2

De realizar adiciones o sustracciones, la propiedad distributiva no se cumple, tal como se advierte al analizar los siguientes ejercicios:

√9 + 16 = √9 + √16 = 3 + 4 = 7
√9 + 16 = √25 = 5

√16 – 4 = √16 – √4 = 4 – 2 = 2
√16 – 4 = √12