Ejemplos de razonamiento deductivo

11 mayo, 2012



El ser humano, a diferencia de otras especies, tiene la capacidad de razonar, es decir, de deducir y ordenar datos en su mente a fin de arribar a una conclusión lógica. Los razonamientos, según su definición teórica, son consecuencia de este proceso y consisten en juicios o pensamientos que se exponen con el propósito de inducir a otras personas a que formen una opinión determinada o comprueben la veracidad de algo.

Hay muchas clases de razonamientos, pero en esta oportunidad sólo haremos mención al conjunto de los razonamientos deductivos, una construcción que desde el plano de la lógica se define como un argumento en el cual la conclusión puede ser deducida de las premisas anteriormente examinadas.

Frente a los razonamientos de tipo deductivo (estructura descripta desde la antigüedad por pensadores como Aristóteles), los expertos consideran que resulta válido sólo cuando la realidad de las premisas coincide con la verdad del resultado obtenido.

En estos razonamientos se suele avanzar desde lo general hasta lo más específico y particular. Así, entonces, se puede considerar que un razonamiento deductivo es aquel que posee un orden como el que se aprecia en el siguiente ejemplo:

“Todas las mujeres poseen instinto materno”. “Florencia es una mujer”. Por lo tanto, se puede deducir y es válido asegurar que “Florencia posee instinto materno”.

Otras premisas enmarcadas en el conjunto de razonamientos deductivos:

- “Todos los gatos maúllan”. “Chatrán es un gato”: “Chatrán maúlla”
- “Todo calzado se crea para cubrir los pies”. “Las zapatillas son calzado”: “Las zapatillas cubren los pies”.
- “Todas las frutas son saludables”. “La manzana es una fruta”: “La manzana es saludable”.