Ejemplos de refutación

12 julio, 2013



Se utiliza el concepto de refutación (palabra que tiene su origen en el vocablo latino refutatĭo) cuando se busca hacer foco en el acto y el resultado de refutar, es decir, de contradecir algo o rebatir una determinada cosa con argumentos. También, cuando en el campo de la Retórica se quiere hacer alusión a la porción del discurso que permite probar o demostrar aquello que se pretende desmentir, impugnar o rechazar.

RefutarUna refutación puede surgir con el propósito de desmentir, restar credibilidad y negar lo dicho, por ejemplo, por un determinado político. Si un gobernante asegura, por describir una situación hipotética, que no hay inflación en su distrito, la autoridad de la oposición tiene la posibilidad de refutar esos dichos mostrando índices, presentando informes que reflejen otra realidad y entrevistando a ciudadanos para que ellos mismos den testimonio acerca de los sucesivos incrementos en los precios.

De buscar otras aplicaciones, se advierte que para el plano filosófico una refutación constituye un silogismo cuya conclusión se construye a partir de una premisa o proposición que sirve para negar otra idea o conclusión.

Ahora que ya repasamos la teoría y sus múltiples definiciones, estamos en condiciones de complementar la información de los primeros párrafos con diversas oraciones que permiten comprender cómo se usa este vocablo y sus derivados.

“Si querés refutar mis dichos, utilizá argumentos sólidos”
“Es lógico que ensaye una refutación a semejante afirmación, pero no convence con su testimonio”
“El proceso de refutación exige coherencia, conocimientos, convicción e inteligencia”
“Sólo se logra refutar algo con explicaciones, pruebas y demostraciones concretas y consistentes”