Ejemplos de riesgos

7 octubre, 2013



Un riesgo, tal como se advierte al analizar el significado de este término de uso cotidiano, es aquello que deja a alguien o a algo en estado de vulnerabilidad ante la posibilidad de enfrentar un problema, experimentar un daño, quedar expuesta a una situación no deseada o ser víctima de un perjuicio.

RiesgoComo esta palabra de origen italiano que a su vez deriva de una expresión árabe tiene un alcance amplio y se adapta a numerosos contextos, es posible distinguir una gran variedad de riesgos.

Se puede hacer alusión, de modo general, a los riesgos laborales, a los riesgos geológicos, a los riesgos biológicos y a los riesgos financieros. Todas estas categorías, además, pueden ser profundizadas a partir del reconocimiento de riesgos concretos, como el riesgo de un empleado a sufrir un accidente mientras trabaja; el riesgo de que se genere un terremoto o una erupción volcánica; el riesgo de contraer una enfermedad; el riesgo de quiebra de una empresa o el riesgo de embarazo en parejas que no utilizan métodos anticonceptivos.

Si bien no es un vocablo difícil de interpretar, nunca está demás repasar nuestros conocimientos teóricos y buscar nuevas referencias que nos ayuden a aprender más acerca de palabras de uso diario. Por esa razón, hoy hemos decidido hacer foco en la idea de riesgo y complementar las definiciones con oraciones que demuestren cómo y en qué circunstancias se aplica esta noción. A continuación, entonces, algunos ejemplos centrados en el concepto de “riesgo”.

“No quiero correr riesgos de ningún tipo: antes de firmar el contrato, voy a chequear todo”
“Si no te abrigás, corrés el riesgo de enfermarte”
“Estas medidas ayudan a reducir el riesgo de muerte súbita”
“Toda intervención quirúrgica tiene riesgos”