Ejemplos de rifas

8 octubre, 2013



A menudo solemos oir o incluso mencionar el concepto de rifa. Esta palabra, tal como se puede corroborar al consultar el diccionario de la Real Academia Española (RAE), identifica a un juego que consiste en poner en juego un objeto, servicio o recompensa entre varios participantes, quienes abonan un determinado valor a cambio de un número o bono que sirve de comprobante en caso de salir sorteado.

RifaLas rifas se suelen llevar a cabo en distintos ámbitos con propósitos varios. En un entorno escolar, por ejemplo, se pueden impulsar rifas para recaudar fondos para un viaje de estudios o un viaje de fin de curso.

Dentro de una comunidad, asimismo, es frecuente que se organicen rifas solidarias a beneficio de una institución, de un individuo que requiera ayuda económica para solventar gastos de un tratamiento médico o de una organización sin fines de lucro que necesite juntar dinero para una causa puntual.

Los premios de las rifas así como el costo de cada una, son variables. Hay casos en los cuales se ganan elementos pequeños o modestos (como un desayuno, un adorno o accesorio tejido a crochet o un collar con chapa identificatoria para mascotas) y otros en donde el premio mayor puede llegar un automóvil 0 KM, una motocicleta, un cuatriciclo o una bicicleta. Asimismo, es usual que los organizadores de rifas ofrezcan como recompensas electrodomésticos, artículos tecnológicos (como teléfonos móviles, cámaras digitales, ordenadores, etc.), canastas de alimentos, juguetes, libros y diversas prendas de vestir para conseguir que la gente se entusiasme y adquiera un número que les permita participar del sorteo.