Ejemplos de sales ácidas

10 mayo, 2012



A fin de aportar mayor información sobre las diferentes clases de sales que se reconocen en el marco de la Química, en esta oportunidad proporcionaremos datos de interés acerca de las sales ácidas.

Según indican los expertos, dentro de este grupo se nuclean aquellas sustancias que surgen de la combinación de un metal y un radical negativo y en las cuales los ácidos conservan, al menos, un hidrógeno. Este detalle es importante ya que cuando una base reacciona frente a un ácido generalmente se desarman las estructuras y se la considera una sal neutra, pero si más de un hidrógeno se mantiene, entonces sí es correcto hablar de sal ácida.

Explicado con otras palabras, puede decirse que una sal ácida se origina a partir del reemplazo parcial de los iones hidrógenos presentes en un ácido oxoácido por cationes.

Cabe destacar también que al analizar estas sales uno puede definirlas con mayor precisión en función de cómo estén compuestas y hablar, según cada caso, de sales mono-ácidas o di-ácidas.

Son sales ácidas, por ejemplo, el bicarbonato ferroso, el sulfato ácido de sodio, el bicarbonato de litio, el biborato sódico, el bitiomanganato cuproso y el ortofosfato diácido de potasio, aunque si uno profundiza al respecto no tardará en advertir que el listado es mucho más extenso que el citado en este artículo.

Si estas cuestiones te resultan interesantes, no olvides que en Ejemplosde.com.mx también podrás conocer en detalle las particularidades de las denominadas sales binarias así como del amplio conjunto de las sales oxisales.