Ejemplos de sentido común

13 enero, 2014



Imposible saber, al escribir estas líneas, qué edad tendrá cada lector que llegue hasta este artículo pero sí es posible suponer que, por la popularidad y alcance de la expresión que motiva el desarrollo de este texto, la gran mayoría escuchó o leyó, alguna vez, la idea de “sentido común”.

sentidocomun“¿Cómo vas a comer el helado con tenedor? ¡Usá el sentido común”, “A esta mujer le falta sentido común: ¿a quién se le ocurre abrigar tanto a su hijo en plena ola de calor?”, “Si usaras el sentido común te darías cuenta que, cuando uno se siente mal y tiene síntomas que le preocupan tiene que ir al médico, no automedicarse…” y “Sólo pido un poco de sentido común, solidaridad y energía para poder salir juntos de esta crisis” son algunas de las expresiones que en algún momento han surgido en torno a esta frase. Ahora bien, ¿en qué consiste el sentido común?

De acuerdo a la teoría, esta expresión engloba toda conducta, accionar o acto impulsado por la capacidad humana de reaccionar o actuar en base a comportamientos, principios o creencias comunes a los integrantes de la sociedad que resultan coherentes, obvios y correctos para cada situación. El sentido común, por ejemplo, nos lleva a saber sin que nadie nos lo tenga que recordar que no debemos apropiarnos de las cosas ajenas y que si la orientación de una calle es hacia la izquierda, los automovilistas no pueden trasladarse por ella de derecha a izquierda porque, de hacerlo, conducirían en contramano y estarían cometiendo, por lo tanto, una infracción.