Ejemplos de sentimientos

19 marzo, 2012



El ser humano atraviesa a lo largo de su vida distintas situaciones que lo llevan a experimentar diversas emociones y a tener diferentes estados de ánimo que le permiten establecer, generar y reconocer múltiples sensaciones, reacciones y sentimientos.

Esas impresiones vinculadas al afecto que nacen sin necesidad de que exista una predisposición o que se hagan esfuerzos pueden derivar en lazos duraderos, pero también pueden provocar rechazos o acciones que reflejen la oposición o el repudio a algo o a alguien.

Entre los sentimientos más extendidos a escala universal se pueden citar al odio y al amor (los cuales, pese a ser opuestos, comparten la particularidad de aparecer con fuerza y llevar a quien los siente a actuar con una pasión tan intensa que resulta difícil medir los alcances, límites y efectos de una determinada acción motivada por alguno de estos sentimientos), pero también existen dentro de este grupo los sentimientos de culpa y de inferioridad, entre otros.

A continuación, algunos ejemplos que permiten apreciar el modo de uso de esta palabra y distinguir las emociones que se nuclean en torno al conjunto de los sentimientos.

“El amor es el sentimiento más maravilloso que existe”
“Tengo sentimientos encontrados: lo amo, pero prefiero que haga su vida lejos mío. Me duele que se aproveche de lo que siento por él”
“El artista demostró una vez más sus sentimientos patrióticos”
“No puedo luchar contra mis sentimientos”
“No escondas tus sentimientos: si lo amás, demostráselo”
“¡Te odio con toda mi alma, sos de lo peor!”