Ejemplos de simbiosis

8 mayo, 2012



Antes de describir de forma gráfica el concepto de simbiosis les contaremos cuál es su definición teórica para que resulte más sencillo encontrar ejemplos que contribuyan a comprender por completo el significado de esta palabra.

Según la Real Academia Española (RAE), se denomina simbiosis al proceso de interacción entre dos o más organismos (los cuales pueden ser vegetales o animales) que se benefician mutuamente a nivel biológico y desarrollan entre sí un vínculo estrecho y estable pese a ser de diferentes especies. Los seres que intervienen en esta asociación reciben el nombre de simbiontes.

Las anémonas de mar, por ejemplo, suelen tener una relación simbiótica con diversas familias de peces (como ocurre con el pez payaso) y los paguros (conocidos también con el nombre de cangrejos ermitaños) ya que ellos le ofrecen, según el caso, protección y movilidad. A cambio, la anémona utiliza sus tentáculos para mantener fuera del alcance de los depredadores a quienes, de algún modo, la benefician.

Cuando se produce una simbiosis entre un hongo y algas unicelulares, asimismo, surge el liquen, un organismo que se desarrolla en espacios húmedos, que tiene la capacidad para adaptarse y soportar condiciones climáticas extremas y que, por lo general, abunda en piedras y/o en la corteza de los árboles.

La micorriza, por su parte, es resultado de la simbiosis que se logra entre las raíces de una planta y una clase específica de hongos. ¿Los beneficios de esta unión? Pues vitaminas e hidratos de carbono surgidos de la fotosíntesis para una de las partes y agua, minerales y todo tipo de nutrientes para la otra parte involucrada.