Ejemplos de sustantivos propios

16 mayo, 2011



El ejercicio gramatical permite reconocer en una oración o frase elementos característicos como lo son, por ejemplo, los sustantivos. Esta clase de palabras que suele funcionar como sujeto del enunciado puede encuadrarse de acuerdo a sus particularidades en numerosas categorías, pero en esta oportunidad sólo centraremos la información en los sustantivos propios.

A diferencia de otros, estos términos son fáciles de reconocer a simple vista porque siempre se inician con letra mayúscula y tienen el propósito de identificar a cada individuo y hacerlo único en su clase, especie o género.

Este tipo de sustantivo que carece de rasgos semánticos inherentes se aplica tanto a criaturas animadas como a lugares y objetos inanimados.

Por ejemplo: “Laura vendió su automóvil” es una oración en la cual se identifica como sustantivo propio al nombre de la mujer que desarrolló la acción, pero “Monstruos acechan al vecindario” es una frase donde no existe esta clase de sustantivos porque, aunque ‘monstruos’ se observa con su inicial en mayúscula, no es un vocablo que mencione a un determinado animal, persona o cosa.

Por lo tanto, para hacer más sencilla la comprensión de los sustantivos propios diremos que éstos son los nombres que identifican a seres humanos, países, mascotas, calles, ciudades y marcas, entre otros.

“Me encantaría visitar Canadá”, “Gutiérrez ya no trabaja aquí”, “El veterinario me recomendó castrar a Lola”, “Mickey es un ratón amado por chicos y grandes”, “Louis Vuitton es una marca exclusiva” y “Geraldine consiguió trabajo” son otras oraciones que complementan los datos teóricos proporcionados líneas arriba y proporcionan ejemplos concretos de sustantivos propios.