Ejemplos de tablas

31 julio, 2012



Con el paso de los años, el viejo vocablo latino tabŭla derivó en una nueva palabra: tabla. Este concepto, dicen los encargados de definir cada término en español, puede adaptarse a múltiples circunstancias ya que posee diferentes acepciones.

Por un lado, lleva a pensar en una trozo de material plano (que puede ser madera u otro componente sólido y resistente), de escaso grosor y superficie espaciosa, pero también remite a la técnica de costura que consiste en dejar una parte de tela lisa enmarcado entre dobleces.

Asimismo, se suele hablar de tabla frente a un cuadro o listado que incluye una enumeración de cuestiones relacionadas entre sí o que ofrece un esquema adecuado para la comprensión de la información volcada allí o para la realización de cálculos.

Podríamos todavía hacer referencia a muchos otros significados de este término, pero para no abrumarlos con teoría, los ayudaremos a entender qué y cómo puede ser una tabla a partir de ejemplos concretos fáciles de apreciar en la vida cotidiana.

Si observamos cómo nuestras abuelas lavan la ropa o vemos fotografías antiguas de épocas en las cuales no existía el lavarropas, por ejemplo, podremos descubrir un elemento práctico y económico: la tabla de lavar.

En el ámbito escolar, en cambio, deberemos memorizar las denominadas tablas de multiplicar si queremos averiguar qué resultado se obtiene al sumar dos veces el número cinco o cuánto es 3×4 o 6×8. En los deportes, por otra parte, hallaremos tablas de surf, tabla de snowboard y tablas para esquiar, entre muchas otras.