Ejemplos de textos no literarios

5 mayo, 2011



La observación de un texto permite descubrir, en base a determinados elementos, si se trata de un enunciado de tipo literario o de un conjunto coherente de enunciados no literario.

Cuando a simple vista no existe en el material examinado una función poética ni se distinguen en él criterios estéticos, entonces se puede definir al contenido analizado como texto no literario.

En la vida cotidiana existen numerosos ejemplos de esta clase de textos, pero para no dejar dudas y ayudar a la comprensión del concepto mencionaremos a continuación qué tipo de enunciados pueden aglutinarse en esta categoría.

Un texto no literario puede ser alguna obra de tipo jurídico, así como también un libro de carácter científico y los artículos realizados por expertos que comunican algún descubrimiento o avance de la ciencia. Ciertas notas periodísticas, los partes médicos y los textos administrativos también reúnen las condiciones que caracterizan a estos escritos.

El tratado bautizado como “Mensajero sideral” que Galileo Galilei publicó en Venecia en 1610, el “Compendio de Terminología Química” lanzado por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, el “Cuerpo de Derecho Civil” que fue elaborada entre los años 529 y 534, y la publicación científica titulada “Especies de mamíferos del mundo” son propuestas concretas que brindan la posibilidad de entender lo que significa, en la práctica, que un texto sea considerado como no literario.

“El paciente Víctor Streinaf se mantiene en estado reservado, hemodinámicamente estable y con asistencia respiratoria mecánica. Hasta el momento no se han registrado nuevas complicaciones. El próximo parte médico se brindará en 48 horas”
es, también, un texto que merece ser calificado de no literario.