Ejemplos de verbos

10 mayo, 2011



El grupo de palabras que se caracteriza por admitir variaciones de persona, número, tiempo, modo y aspecto y da a conocer una acción o condición del sujeto de una oración se denomina verbo.

Estos vocablos que se destacan como núcleos del predicado pueden ser de distintos tipos y poseer múltiples conjugaciones, pero todos expresan acciones.

“Melisa estuvo internada cuatro días” y “Mi marido permaneció callado durante toda la tarde” son oraciones que incluyen verbos copulativos (en estos casos, ‘estuvo’ y ‘permaneció’), mientras que “El bebé durmió varias horas” y “Saldré en busca de comida” exhiben ejemplos de verbos irregulares.

“Los chicos se volvieron con nosotros” y “Te vas a arrepentir de esto”, en cambio, están compuestas por verbos pronominales. Cuando surgen, por otra parte, frases como “No dudó en besuquear a su amada delante de todos” o “La orden fue tirotear al enemigo”, entonces se está frente a la presencia de los llamados verbos iterativos, los cuales se caracterizan por expresar una acción formada por acciones repetidas.

“Ese niño le teme a la oscuridad”, “Esta tarde recibiré una carta de mi tío”, “Catalina partirá de viaje junto a su familia”, “La maestra corrigió los exámenes”, “A Martín no le gusta estudiar”, “Su abogado le aconsejó decir la verdad”, “El viento provocó destrozos”, “El jurado eligió la obra más original”, “La policía allanó la vivienda” y “Roxana discute con todos” son otras oraciones que permiten apreciar el uso y la función de los términos que, por sus características, reciben el nombre de verbos.