Ejemplos de verbos imperativos

7 junio, 2011



En el idioma español, los verbos pueden ser agrupados en tres modos: el indicativo, el subjuntivo y el imperativo. Esta última modalidad gramatical se utiliza cuando la idea es brindar órdenes, realizar advertencias o efectuar algún tipo de amenaza.

Esta clase de verbos, por sus características, no se adapta a todas las personas y números. La primera persona del singular, por ejemplo, no concuerda con este tipo de términos ya que sería algo ilógico que uno se dé órdenes a sí mismo.

A continuación, publicaremos diversas frases y oraciones que bien pueden pronunciarse en la vida cotidiana y dejan al descubierto el perfil de este modo verbal así como también el uso que se le puede dar a los verbos cuando se los presenta como imperativos.

“Respetá a tu padre”, “Confiad en mí”, “Reparte las golosinas entre todos tus hermanos”, “Ayudá a esa señora a cruzar la calle”, “Pídele consejos a tu tutor antes de tomar una determinación”, “¡Enséñale a tu hijo a no insultar a sus mayores!”, “Devuelvan las pertenencias robadas”, “¡Liberen a los rehenes!”, “¡Disparen!”, “¡Haz rápido la tarea!”, “Ven a jugar conmigo”, “Cambien su manera de ser o se quedarán sin amigos”, “Florencia, aceptá tu error y evitá actuar de la misma manera”, “¡Cerrad las ventanas ahora mismo!”, “¡Persigan al ladrón!”, “Corre si no quieres ser alcanzado por ese enorme perro”, “¡Cállate o te golpeo!”, “Prepara la comida tú, que yo estoy cansada”, “Baja el volumen de la radio o tendremos problemas con los vecinos”, “Arrepiéntanse de haber difamado a Tito”.