Ejemplos de verbos impersonales

16 junio, 2011



Para expresarse de forma correcta y hacer un buen uso del lenguaje, es necesario conocer las características de cada pieza gramatical y las funciones de cada grupo de palabras.

Por esa razón, a continuación haremos foco en la definición de verbo impersonal para luego ofrecer ejemplos prácticos de esta clase de términos que denotan acción, por lo general, en tercera persona del singular.

A diferencia de otros, los impersonales son verbos que no se adaptan a la idea de un sujeto léxico y, por lo tanto, no concuerdan con una persona específica. Entre ellos hay impersonales propios (se conjugan sólo en tercera persona y son verbos de carácter intransitivo que componen el grupo denominado meteorológico o climático) e impersonales impropios (aquellos que en ciertos contextos poseen una conjugación normal pero también se utilizan como impersonales, tal como ocurre con el verbo hacer).

Ahora que la teoría ya está detallada, es posible determinar que los verbos impersonales son aquellos que aparecen en oraciones como “Llueve mucho”, “Nieva fuerte desde ayer”, “Diluvia en la ciudad”, “Granizó como nunca antes”, “Amanece en la carretera”, “Hay mucho para hacer en esta casa”, “Abrigate porque hace frío”, “Basta de mentir”, “Es de madrugada”, “Va a llover”, “Había viento”, “Relampagueó durante varias horas”, “Es tarde”, “Hay mal olor”, “Anochece más temprano en esta época del año”, “Basta por hoy”, “Era cierto”, “Fue inútil” y en “Hay problemas que resolver”, entre muchas otras que suelen pronunciarse en la vida cotidiana.