Ejemplos de tilde diacrítica

9 mayo, 2014

La teoría indica que una tilde diacrítica es una herramienta ortográfica utilizada a nivel gramatical para marcar diferencias entre dos términos que se escriben igual pero tienen diferente acentuación y significado. A partir de esta definición, podemos bucear en el vocabulario en español para descubrir en qué palabras se hacen presente estos tipos de tildes.

tildesHoy en este espacio vamos a describir varios ejemplos prácticos que les pueden servir de orientación para reconocer otros casos donde también se haga uso de la tilde diacrítica.

Una muestra muy fácil de identificar es a partir de ‘el’ y ‘él’. Sin tilde se aprovecha en expresiones como “El artista dio un show al aire libre para miles de personas”. Con tilde, en cambio: “No me hables más de él, no quiero ni escucharlo nombrar”.

De hacer uso del ‘mi’ o el ‘mí’: “No es mi hijo, es el sobrino de mi vecina” / “¿De veras te preguntó por mí?”.

Lo mismo ocurre al diferenciar con tilde diacrítica el ‘se’ del ‘sé’: “Todo esto no se lo deseo a nadie. ¡Es horrible lo que estoy viviendo!” / “No sé cuándo voy a poder cobrar lo que me deben”.

A continuación, más oraciones que sirven para analizar cómo cambia el sentido de un término a partir de la tilde diacrítica:

“Me encantó tu regalo” / “Aunque tú intentes negarlo, sé que te molestó lo ocurrido”
“Me encantaría que regrese, mas no puedo obligarlo” / “Necesito más tiempo para tomar una decisión”
“Tiene un modo de ser que me atrae” / “Dime qué te he hecho para que me trates así”
“Tal como adelantamos ayer, la bailarina finalmente aceptará el desafío de sumarse a la obra teatral” / “¡¿Cómo quieres que reaccione frente a semejante confesión?!”