Ejemplos de datos no agrupados

6 octubre, 2011



Los datos son informaciones que uno obtiene de diversos modos y para múltiples fines, por eso conforman un grupo tan amplio que da lugar a numerosas categorizaciones. Al analizarlos y manipularlos, por ejemplo, es posible reconocer dos grandes conjuntos dentro del campo de la estadística: la de los datos agrupados y la de los datos no agrupados.

Los datos no agrupados (también definidos como datos sin agrupar) son referencias que se obtienen sin ningún orden que, para tener sentido y demostrar coherencia entre todas ellas exigen la elaboración de una tabla de frecuencias.

Para el tratamiento de estos datos, por lo general se contemplan muestras tomadas en una población o proceso que no lleguen a las veinte unidades y que no exijan, por lo tanto, ser agrupados para su procesamiento.

En base a estas consideraciones y dominando ciertas técnicas complejas para el trabajo con datos no agrupados, es posible advertir que existen diversas informaciones que bien pueden estar presentadas como datos no agrupados. A modo de ejemplo, se pueden citar la cantidad de mascotas e hijos que tiene cada familia consultada en un sondeo, así como también es posible realizar cálculos en base a situaciones hipotéticas como bien lo puede ser el desafío de determinar, a partir de la examinación de varias clases de yogur, cuál es la cantidad promedio de proteínas que se puede hallar por cada un litro de yogur.