Ejemplos de igualdad

23 noviembre, 2011



La igualdad es una correspondencia y proporción de muchas partes que, uniformemente, conforman un todo. A nivel general, el término también refiere a una conformidad de algo con otra cosa, mientras que en el plano matemático el vocablo hace referencia a una equivalencia de dos cantidades o expresiones.

La igualdad puede darse ante la ley (y al ser un principio que reconoce a todos los ciudadanos los mismos derechos, permitir por ejemplo que una pareja de homosexuales pueda contraer matrimonio o que tanto hombres como mujeres tengan los mismos beneficios y exigencias legales) o ser una igualdad de ánimo (es decir, reflejar una constancia y serenidad en episodios prósperos o adversos). Además, pueden darse casos de igualdad de oportunidades (una forma de justicia social que supone el acceso de todos los ciudadanos al mismo tipo de bienestar social).

En Matemática, las igualdades pueden clasificarse en función de sus particularidades como condicionales (cuando hay equivalencia en algunos valores de la variable) o identidades (cuando se cumplen para todos los valores permitidos de la variable). Asimismo, es posible determinar la igualdad entre triángulos si éstos tienen los tres lados iguales o si alguno de los ángulos que comprenden son iguales.

En la vida cotidiana, la igualdad entre seres puede advertirse cuando dos estudiantes tienen las mismas chances de aprobar un examen, cuando en una discoteca se permite el ingreso tanto de lugareños como de extranjeros siempre y cuando ambas partes se adapten a las exigencias generales del lugar, o cuando dos integrantes de una empresa pese a ser de distinto sexo poseen idénticas oportunidades de ascender.