Ejemplos de notación científica

13 diciembre, 2012



En el ámbito matemático, así como en contextos informáticos y áreas vinculadas a la ciencia, es habitual la utilización de un sistema veloz y simple que permite hacer referencia a cantidades muy pequeñas o demasiado grandes a partir de la representación de una cifra que aparece acompañada por una potencia de base diez. Como el título de este artículo lo adelanta, se trata de un procedimiento conocido como notación científica.

En esta forma de representar una cantidad del conjunto de los números reales como si se tratase de un producto, interviene un coeficiente que puede pertenecer tanto al grupo de los números enteros como al de los decimales y un exponente, el cual es siempre un número entero. Ambos elementos están separados por un punto o una coma.

Como la notación científica es una forma de expresar una cierta cantidad, es posible realizar operaciones de suma, resta, multiplicación y división sin que este sistema influya en los resultados.

Como la teoría, en estos casos, suele resultar confusa o dificultar la comprensión del concepto, a continuación plantearemos casos de números concretos presentados tanto de forma tradicional como también con notación científica.

Por ejemplo. Si usamos la notación científica para representar el número 12,3 su apariencia sería la siguiente: 1,23 x 10¹

Con la misma lógica, podemos establecer que la notación científica permite hacer referencia al número mil a partir de 10³, mientras que en el caso del cien sería 10² y, de querer aludir al diez, 10¹, por describir otras posibilidades.