Ejemplos de oraciones desiderativas

27 julio, 2011



Las oraciones presentan en su estructura diversas características que les permiten a quienes las analizan reconocerlas como parte de distintos grupos. De acuerdo a su origen y finalidad, pues, es posible identificarlas como enunciativas, imperativas, exclamativas, interrogativas, dubitativas y desiderativas.

Las posibilidades de clasificar a los enunciados, como resulta evidente, son múltiples, pero para evitar confusiones y enriquecer los conocimientos de forma clara y simple, en esta ocasión sólo abordaremos las particularidades de las denominadas oraciones desiderativas.

Este conjunto, también bautizado como optativo, se caracteriza por permitirle al emisor del mensaje manifestar un deseo sin necesidad de pedirlo de manera directa. Estas frases poseen una entonación parecida a la de las exclamativas, aunque su estructura se asemeja más a la de las imperativas.

Como ejemplos de oraciones desiderativas hemos seleccionado enunciados como “Ojalá se recupere pronto”, “¡Que te vaya bien!”, “Que tengas un lindo día”, “Espero que tu problema se solucione lo más rápido posible”, “Que sea con salud”, “Ojalá consiga entradas para el recital de Britney Spears”, “¡Que los cumplas feliz!”, “Espero que esta situación te sirva de lección”, “Ojalá que esta vez se haga justicia”, “Que te sea leve”, “Ojalá no sufra”, “Que pases unas muy Felices Fiestas”, “Espero que puedas descansar después de todo lo que ha ocurrido”, “¡Ojalá mi madre se sienta orgullosa de mí!” y “¡Que te salga rica la comida!”, aunque el listado es amplio e incluye a muchas otras variantes que pueden adaptarse en su forma y contenido a múltiples circunstancias de la vida cotidiana.